Sistemas a la medida


Introducción

Desde hace varias décadas, dentro de las organizaciones empresariales, independientemente de su tamaño, se ha ido implementado el software como una herramienta imprescindible dentro de los procesos que desarrolla cualquier compañía. Es que sin lugar a dudas,  el software aplicado al ámbito empresarial ha permitido avances indudables y significativos en el terreno de la gestión de la información, logrando de esta forma convertir a los procesos productivos y comerciales en operaciones realmente eficaces y precisas.

Hoy es impensable desde cualquier punto de vista carecer de este tipo de herramientas, ya que en definitiva sin un software adecuado es prácticamente imposible poder desarrollar una actividad comercial de una forma correcta y previsible. Tengamos en cuenta que actualmente existen desarrollos de software destinados a satisfacer las necesidades de todas la áreas de una empresa, desde lograr un control de stock permanente y real, pasando por control constante de la producción y posterior distribución de los productos, hasta incluso para mantener actualizada la cartera de clientes.

Claro está que no todas las empresas requerirán de los mismos recursos para gestionar su información, ya que el nivel de flujo de datos es una de las claves que definirá la complejidad y tamaño que los sistemas y las bases de datos deberán tener en cada caso.

Y es aquí donde nos enfrentamos al gran dilema de elegir entre un software enlatado o un sistema confeccionado a medida, porque lo cierto es que no todas las empresas tendrán las mismas necesidades, y al mismo tiempo no todas dispondrán de la inversión que requiere una u otra alternativa.

 

 Ventajas

Como bien hemos mencionado, el software a medida es básicamente una solución que ha sido diseñada de forma específica para las necesidades específicas de una empresa, por lo que se desarrolla en base a la manera que la organización desea llevar adelante sus operaciones, debido a que como su nombre lo indica son herramientas que pueden ser perfectamente adaptadas para los requerimientos exactos que posee una organización.

Desventajas

Los principales inconvenientes que puede llegar a presentar un software a medida suelen estar relacionados a la seguridad. En este aspecto, cuando no disponemos del código fuente de la herramienta podemos quedar peligrosamente expuestos, y al mismo tiempo volver a nuestra empresa dependiente de los desarrolladores.Claro que esto puede ser evitado, contratando a un desarrollador que nos proporcione el código fuente del software.

Entre las grandes ventajas que reporta un software a medida, se destaca que se trata de una solución que se ajusta a las necesidades específicas de cada empresa, lo que indudablemente proporciona mejoras en el rendimiento. Asimismo, se trata de un sistema realmente flexible, ya que permite ser modificado a lo largo del tiempo, de acuerdo a los cambios que se vayan produciendo en relación a las necesidades y prácticas comerciales de la empresa. Esto a su vez hace posible incorporar los procesos de negocio que son específicos para nuestra organización, y que es muy posible que un software enlatado no nos ofrezca.

Además el software a medida permite la personalización de las interfaces gráficas, adecuando los sistemas nuevos a los que actualmente utiliza la empresa, haciendo de esta forma que el proceso de aprendizaje no requiera de una profunda capacitación del personal. Al mismo tiempo este tipo de herramientas puede funcionar de manera integrada con otro software, lo que permite lograr disponer de un sistema plenamente articulado para la infraestructura de TI.